El Parque Natural de Collserola
Sin categoría

El Parque Natural de Collserola

El Parque Natural de Collserola es el pulmón de Barcelona y su área metropolitana. Se encuentra en la sierra del mismo nombre y se trata de uno de los parques urbanos más grandes del mundo con sus 8295 ha.

Es uno de los espacios preferidos por los barceloneses para desconectar, pasear, hacer deporte o disfrutar de unas magníficas vistas. La cima del Tibidabo, a 512m, es su punto más alto, en el que encontraremos el Templo Expiatorio del Sagrado Corazón y un parque de atracciones único.

La Carretera de las Aigües, con una ruta de 7.85km, es el lugar predilecto de runners, ciclistas y senderistas. Se trata de una ruta plana, sin asfaltar y con vistas constantes a la metrópoli. Para los más intrépidos, el parque dispone de multitud de itinerarios que te permitirán descubrir todos los secretos del parque.

La sierra de Collserola es el hogar de un gran número de especies de flora y fauna.  Es habitual encontrar jabalíes en la «Carretera de les Aigües», en general son tranquilos, pero siempre hay que tener precaución. No interactúes con ellos y sigue tu camino.

Es importante que las actividades que se realicen en el parque sean lo más respetuosas posibles con el entorno. Mantente en los senderos señalizados, llevate todos los residuos que generes y no des de comer a los animales, ni te lleves ninguna flor o planta de recuerdo. Mantén el espacio igual que lo encontraste.

Carretera de les Aigües

No dejes de visitar la página web oficial del parque para tener toda la información:
https://www.parcnaturalcollserola.cat/es/buenas-practicas-en-el-parque-natural-de-collserola/

Cómo llegar:

Se puede llegar al Parque de Collserola en transporte público bajando en la parada “Peu del Funicular” de los FGC y tomar el funicular de Vallvidrera, o bajando en la parada “Baixador de Vallvidrera”. Pueden tomar los FGC en la parada «Gracia» situada cerca de los apartamentos.

Para los más deportistas, se puede llegar a pie desde cualquier punto de la ciudad subiendo las laderas de la montaña por sus múltiples senderos.