Recomendación del día: La Barcelona de Picasso
Un fin de semana en Barcelona, Arte y cultura

Recomendación del día: La Barcelona de Picasso

picasso-barcelonaBajo la mirada del tiempo se esconde una Barcelona con los rincones dónde el artista aprendió, maduró y expuso sus obras.

En 1895 la familia Ruiz-Picasso llega a Barcelona y se instala en el Paseo de Isabel II (nº 4, bajos) cuando su hijo primogénito tenía 13 años. Una Barcelona moderna, repleta de los aires de la revolución industrial le proporcionó al joven artista la visión modernista, innovadora y atrevida que podemos encontrar en las pinturas datadas en esa época. Es cuando empieza el proceso de maduración del artista hasta llegar a consagrarse como uno de los mejores pintores del mundo.

Ese mismo año Picasso ingresó en la Escuela de Bellas artes (Escola la Llotja) dónde su padre trabajaba como profesor de dibujo. En otoño se trasladaron a un piso en la Calle Cristina, 3, 2º 2ª, hasta el verano del siguiente año cuando se mudaron al que sería su tercer y último domicilio en la ciudad. Calle de la Mercè, 3, 2º 1ª.   Ese mismo año ingresó en la Escuela de Bellas artes,

El primer estudio del joven artista fue alquilado por su padre el 1896, y se encontraba en la Calle de la Plata. Allí pintó varias obras entre las cuales destaca Ciencia y Caridad (1897). Entre sus idas y venidas a París en el año 1899, Pablo Ruiz Picasso estuvo en un estudio cedido por los hermanos Cardona en la calle Escudellers, dónde se inició sexualmente en los prostíbulos, uno de los cuales inmortalizó con su obra Les Demoiselles d’Avignon.
En 1900 alquiló un pequeño piso junto con su amigo Carles Casagemas en la calle de la Riera de Sant Joan y en el cual pintó La Vida (obra representativa de la etapa azul del artista). Dos años más tarde trasladó su estudio en la calle Nou de la Rambla, 10. Dónde plasmó los tejados y azoteas del barrio viejo y pintó varias de sus obras que corresponden al periodo azul. En el año 1904 alquiló lo que sería su último estudio en la ciudad debido a su traslado definitivo a París. Ubicado en la Calle del Comerç, 28 (también famoso por albergar los estudios del escultor Gargallo y del pintor Nonell).

La Barcelona de principios del siglo XX albergaba una gran cantidad de artistas, ilustrados, pensadores, bohemios… todos ellos frecuentaban, al igual que Picasso, varios locales: Café els Quatre Gats – Calle Montsió, 3 (primera exposición de Picasso en febrero de 1900); Sala Parés – Calle Petritxol, 5 (junto a Ramón Casas, Picasso expone dibujos al pastel, 1901); Guayaba – Plaza de l’Oli, 4; Hotel Ranzini – Paseo de Colón, 22 (dónde su primera esposa, Olga Khokhlova, se ubicaba)…

A parte de los domicilios, estudios y algunos de los locales frecuentados por el pintor, hoy en día podemos encontrar algunos restos más del paso de Picasso por la ciudad. En la Plaza Nova, 5, en la fachada del Colegio de Arquitectos de Catalunya se encuentran unos frisos dibujados por Picasso y representados por el artista noruego Carl Nesjar.

Para finalizar el camino del artista malagueño por la ciudad de Barcelona, encontramos el Museu Picasso. Inaugurado el año 1963, es el centro de referencia para el conocimiento de los años de su formación, con más de 4.251 obras que componen la colección permanente. Alberga trabajos de la etapa azul, también del 1917, una completa colección de grabados y la serie Las Meninas (1957).